26 DE SEPTIEMBRE, DÍA DE COMBATES CONTRA LA POLÍTICA SANITARIA DEL GOBIERNO FASCISTA

El sábado próximo, día 26, hay que salir a la calle a desafiar al aparato represivo para imponer la libertad, la salud natural, la verdad, la supervivencia económica, la ayuda mutua y la autoorganización popular. Es decir, hay que movilizarse contra la represión, el totalitarismo médico-sanitario, la medicina alopática e institucional que enferma y mata, la mentira y el miedo infinitas veces reproducidos por el poder mediático, la idea de que «el hombre es lobo para el hombre» y la atomización social, que nos impide estar unidos, darnos calor humano y combatir con efectividad.

Hay que levantarse todos y todas a una contra el bozal, físico y político, que nos han puesto. Contra el gerontocidio en marcha, que está teniendo lugar porque la sociedad se encuentra moralmente envilecida. Contra la destrucción de la vida social, de la economía, de las relaciones interpersonales y del individuo. Contra el fascismo que el gobierno de izquierdas está imponiendo, con cada vez más órdenes, más leyes, más policías, más adoctrinamiento, más multas, más palizas en cuartelillos y comisarías… Contra la creación de un hiper-capitalismo sobre las ruinas de la vida económica, en el que la gran empresa transnacional estatal y privada se hará con la totalidad de la propiedad y la riqueza. Contra la «chinización» de la economía con jornadas de 14 horas, sueldos de hambre, pensiones ínfimas e impuestos colosales, a pagar por las clases trabajadoras.

Hay que alzarse contra el gobierno marxista-fascista en curso, que es meramente un siervo del capitalismo y de las instituciones. Lo que estamos padeciendo ha sucedido porque el partido neonazi en el gobierno, Unidas Podemos, lo está haciendo. Él es el centro y la causa de nuestro males, y contra él hemos de dirigir el golpe principal. Ahora, cuando la guardia civil, el CNI y el poder judicial están empeñados en la operación «Salvar al lacayo Iglesias», porque el partido facha se está desfondando y su caudillo está a dos pasos de la cárcel, es el momento de arreciar las crítica y los ataques contra él. Hay que denunciarlo continuamente, señalar a sus jefecillos y jefecillas en cada pueblo o barrio, poner sus fotos en carteles por todas partes tildandolos de fascistas y pro-capitalsitas, acosarlos en las redes sociales, grabar videos contra ellos, manifestarse ante sus sedes, etc.

Unidas Podemos es lo único que le hoy le queda al sistema de poder y gobierno para imponer su criminal política sanitaria, y si eso se les hunde se abrirá una crisis política de proporciones colosales, situación en la que las clases populares podremos pasar a la ofensiva, eliminar no sólo bozal y vacunas sino lo política médica institucional en lo que tiene de más importante. La «nueva radicalidad» (otros denominan a esta corriente conspiracionismo), con su habitual incapacidad para el análisis político y su simplismo mental, denuncian a Bill Gates pero olvida lo más cercano y más decisivo, Pablo Iglesias. No comprenden que el sistema, con Podemos triturado, quedará, aquí y ahora, reducido a un poder a la defensiva, sin ningún apoyo significativo en la calle, y que en esas condiciones podremos imponer transformaciones decisivas.

Algunas personas están difundiendo despreciables rumores y calumnias contra las cinco personas que convocamos en un video a la manifestación del día 26. Entre ellos hay personas honradas aunque equivocadas, cierto, pero también hay agentes del CNI, confidentes de la guardia civil y lacayos podemitas de tipo neo-falangista y policías, que se dedican a ello. Ayudadnos, por favor, a hacer una lista de quienes están haciendo circular tales miserables calumnias, que tiene como objetivo desmovilizarnos y encerrarnos en nuestras casas, según desea el gobierno. Contra ellos van a actuar nuestro tribunales populares, que dictaminarán quienes son los agente institucionales, los policías y chivatos, y harán pública, en su momento, una lista con sus nombres. No dudéis de que se hará justicia, tarde o temprano, con ellos.

Tengo que denunciar que esa campaña mediática de mentiras y difamación tiene un objetivo muy claro: justificar ante la opinión pública la detención y encarcelamiento de quienes hemos convocado la manifestación del día 26. Si esto sucediera entonces la lucha entre los combatientes por la libertad y el gobierno fascista PSOE-Podemos habrá entrado en una fase de agudización total, en la que ya sólo será posible el golpe por golpe. Si sucede, que nada se deje asustar, pues lo que hay que hacer es redoblar la resistencia, la autoorganización en la base, la combatividad.

No nos van a parar con la represión, no nos van a parar con nada. Vamos a llegar hasta el fin contra un régimen que desea simplemente exterminarnos como personas y como sociedad. O Victoria y muerte.

Un asunto decisivo es la autoorganización. Uníos con los que piensan de manera similar, formar equipos y grupos de trabajo en vuestras empresas, fábricas, institutos, universidades, barrios, pueblos… Haced continuamente agitación en la calle, resistencia civil, pancartas, carteles, panfletos, pintadas, videos (mientras la censura de las multinacionales del ramo os lo permitan), grupos de guasap… Es el momento del combate, la coalición de gobierno izquierdista-fascista se tambalea, su caída abrirá un periodo de inestabilidad por VACÍO DE PODER que será perfecto para nuestros objetivos, para parar el gerontocidio, para ajustar las cuentas a las televisiones como La Sexta, para hacer justicia con los dementes metemiedos de la derecha cavernícola, para pasar a la ofensiva y aproximarnos a los objetivos estratégicos de la revolución integral.

Suceda los que suceda el día 26 lo cierto es que estamos poniendo en pie un movimiento popular de tendencia radical y revolucionaria que va a arrasar esta sociedad de la no-libertad, la mentira, la pobreza, el caos económico impuesto desde arriba, la concentración de la riqueza y el poder, lo impuestos insoportables, la omnipotencia de montajes neonazis como Podemos y tanto otros males.

¡A la calle!, ¡a la calle!, ¡a la calle! ¡A detener la mano criminal que desea exterminarnos!

¡A la calle el día 26, todos, todas!

23/9/2020  Félix Rodrigo Mora

Nota. Para contrarrestar los muchos disparates y bobadas en circulación me permito sugeriros la lectura de mi libro sobre estos asuntos,«Sé el mejor médico de ti mismo. Yatrogenia, coronavirus y pandemias»

Esta entrada fue publicada en Artículos y colaboraciones. Guarda el enlace permanente.