Carta de Alejandro, un amigo.

Vivimos un momento de apogeo criminal del Estado con leyes restrictivas y coercitivas como nunca antes en 200 años de historia de fusión Estado–Capitalismo (1812 es el germen pero ya venía de antes).
Pero no voy a perorar sobre lugares que ya han sido sobornados por lo medios en aras de salvar al lumpen mediatico-liberal –estatal deprimiendo a los sujet@s, hombre y mujeres que formaban el pueblo y que ahora se difuminan por muchas y variadas causas.

Seguir leyendo

Esta entrada fue publicada en Artículos y colaboraciones. Guarda el enlace permanente.