Concejo abierto: la democracia del pueblo

Irbis. Entre ríos del olvido y océanos por descubrir

Dicen que sólo envejeces cuándo pierdes la capacidad de sorprenderte. Aquí y allá, en el jardín de tu casa o en el otro extremo del mundo, la naturaleza nos sorprende y nos enseña. Todas las formas de vida son verosímiles. La realidad supera a la ficción. Nuestra especie ha demostrado una increíble flexibilidad ocupando todas las latitudes del planeta. Dependemos de los recursos que nos ofrece la naturaleza y muchas veces los explotamos irracionalmente. Conservarla es un reto y una obligación.

Seguir leyendo

Esta entrada fue publicada en Artículos y colaboraciones. Guarda el enlace permanente.