CONTRA EL SOCIALISMO ESTATISTA, CONTRA LA MENTIRA DE LA REVOLUCIÓN EN ROJAVA

Contra la mentira de la “revolución en Rojava” presento algunas notas de compañeros de la región. Se repite en Rojava lo que sucedió en muchas otras partes en donde la estabilidad imperialistaes impuesta al proletariado con el cuento de una “revolución” que “ya está hecha o se hace trabajando más”, imponiéndose en la región una solución de socialismo burgués (reorganización del capitalismo bajo cobertura de socialización), como fue por ejemplo en la convulsionada América Central el nefasto cuento de la “revolución sandinista” (¡y como antes había sido la “revolución bolchevique”!). También en esos años las denuncias de los internacionalistas y situacioncitas de América Central, contra al sandinismo, como socialismo burgués y estatista, eran suficientemente acalladas bajo al dominio total de los medios internacionales por el capitalismo mundial y la plutocracia internacional. En América del Sur, como en Europa, África y Asia solo se escuchaba la voz sandinista que vendía su reorganización capitalista y contrarrevolucionaria de Nicaragua, como si fuese “antimperialista y socialista”, y muchísimos compañeros honestos entraron por el aro con ese siniestro cuento. ¡Hasta la compañera Pelusa que escribe sus aportes en Posta desde hace tantos años! 

Hoy, quienes creyeron en la mentira del sandinismo, o bien no saben explicar lo que pasó, o terminan culpando exclusivamente a Ortega, señora y compañía por corruptos, sin comprender que eso, no es más que la forma personal y local de putrefacción, pero que todo el programasandinista fue desde el principio contrarrevolucionario, como el de Rojava hoy. ¿Y Chavez/Maduro, no es acaso otro ejemplo de que nos cuentan “socialismo revolucionario”, cuando en realidad nunca dejó de ser capitalismo contrarrevolucionario, estatista y dictatorial? ¿Y, no serán los mismos de siempre que defienden como socialismo y revolucionario lo que es capitalismo y contrarrevolucionario? ¿Y en Cuba acaso, hubo alguna destrucción del trabajo asalariado o al menos tentativa estatal de eliminarlo? ¿No serán aplicaciones diferentes, de los viejos principios leninistasde imponer la contrarrevolución capitalista, en nombre de la revolución socialista sin cambiar nada a favor de las masas proletarias?

El idioma en que se redactaron estas notas fue el persa y el kurdo, luego pasaron por el árabe y el inglés…, antes de que usando traductores de internet hayamos hecho la versión en español que presentamos y tratar de entender algo. Espero que los compañeros puedan valorar la importancia de esta posición internacionalista a pesar de nuestra mala traducción.

Ricardo

Notas sobre Rojava 2019

– En la actualidad hay muy buena coordinación en la Rojava entre los principales actores de la región («YPG», «PKK», «Syrian State», «Russia», «Iran», «USA» y «Turkey»).   

– La unidad entre el YPG y el PKK juega un papel central en el acercamiento de todos estos actores, en la cuestión de la protección de la integridad del Estado sirio y de la posibilidad de hacer una confederación en un futuro próximo.  

– Bajo el liderazgo de YPG -PKK, y con la coordinación de los principales actores, el Estado es totalmente estable en Rojava. Es más estable, centralizado y tiene mucho mayor fuerza que el PUK en la región de Kurdistán iraquí, por ejemplo. En Rojava la economía y la inversión en la tierra van bien, el mercado funciona y la productividad está en aumento. La tasa de explotación es muy alta, la ética del trabajo – el sacrificio- es una ley en la vida cotidiana, para mantener la guerra y la «revolución».  Los jóvenes proletarios están en su totalidad en el ejército, en la enseñanza o en las líneas de protección en cualquier lugar donde la necesidad de la economía y la necesidad del Estado lo exigen. Eso incluye sacrificios masivos, sumisión total, reubicación, cambios de jefes, que se aplican en permanencia a la totalidad de la población en la zona en conflicto. También incluye el sometimiento sistemático de la población a las diferentes alianzas imperialistas del YPG: de pro ruso, a pro turco y/o a pro sirio.

– En Rojava, el sector principal de los jóvenes y enérgicos proletarios, se moviliza para construir y proteger este «nuevo» Estado. Están física e ideológicamente comprometidos en el proceso de Guerra – Paz en Rojava. A través de la guerra interburguesa han sido llevados a creer en la mentira de que no sólo están mejor que los otros proletarios de la región, sino que están avanzando hacia liberación, y que son sus supervivientes, lo que, consideran que solo fue posible, con el esfuerzo del PYD dirigido por el PKK».  Esta amalgama de intereses de «clase humana» ha estado jugando un papel nefasto, no sólo en su mente sino también en la mente de muchos «anarquistas» e izquierdistas de toda la región. Es una victoria de la dictadura del capitalel vendernos la historia al revés: ¡nuestro engaño como liberación y la guerra como nuestra revolución! En la actualidad, dos fracciones de proletarios creen en esta historia fabricada e invertida, la primera es la que está fuertemente involucrada en la «lucha» armada en Rojava y sus «cooperativas»; la segunda es la «economía cooperativa» oficial con las que el Estado los hipnotiza y los somete a la explotación.  

– En la creación de este «nuevo» Estado estable no sólo el PKK, TEV- DEM (Movimiento para una Sociedad Democrática), MGRK (Consejo Popular del Kurdistán Occidental), ENKS (Consejo Nacional Kurdo en Siria) y PYD, sino también el KGG y su presidente en la época en que Massoud Barzani (el rey) jugaron un papel importante. Esto está bien documentado en » The Hewler Agreement».

«El 11 de julio 18, con la mediación de su anfitrión, Barzani, los bloques MGRK- PYG y ENKS llegaron a un acuerdo para compartir el poder… y establecer el Consejo Supremo Kurdo (SKC). Fue a partir de ese momento cuando el SKC se convirtió en la máxima autoridad de Rojava».

– En otras partes de Kurdistán, Rojava y sus fuerzas militares, no se conciben en absoluto como una «lucha revolucionaria » (como se vende en occidente), sino como una fuerza kurda bien organizada y bien entrenada, comprometida con la derecha nacional y la liberación de un sector de los kurdos por todos los medios (como la PUK y el PKK). Tiene representantes oficiales en las demás zonas del Kurdistán. La información en Kurdistán sobre Rojava es filtrada por dos puntos de vista: uno el punto de vista de la autoestima, que defienden el PKK, PUK, YPG, y el otro, desde Turquía, sostenido por el PDK y el islamismo que busca minimizar el reclamo de autonomía de los primeros. Los militantes, «anarquistas» e izquierdistas con los que nos cruzamos en nuestros encuentros, en los diferentes sectores de Kurdistán, se muestran desilusionados por la propia realidad e incapaces de explicar/aclarar algo sobre porqué no hay nada de revolucionario en Rojava.

– Los grandes actores de la región ( Rusia, Irán, EE.UU., Europa, Estado sirio, YPG…) trabajan juntos para proteger y mantener la estabilidad en Rojava. ¡Es un lugar importante en medio de la zona de guerra! Los únicos dos grandes puntos de desacuerdo son el armamento pesado y la disputa territorial. El Estado sirio es demasiado débil para gestionar toda Siria y no puede encontrar mejor fuerza local que el Estado actual en Rojava para compartir el poder con él. De su lado, la «militante» Rojava está dispuesta a esperar tal oferta y a adaptarse a ella. Por otro lado, el Estado turco es incapaz de quedarse con Rojava sin otra guerra regional. Las fuerzas militares locales están muy por encima del almidón de la guerra anterior y no tienen paciencia para otra guerra sin un nuevo gran jugador y sangre fresca (India, China…). Así que la realidad en Rojava continuará en maniobras de guerra y paz durante los próximos años.

– La situación en el Kurdistán iraní e iraquí está estancada y en Rojava puede retroceder todavía más. La gran pregunta es: ¿podrán los proletarios de Rojava, que están bien armados y que son los que con sus familias soportan toda la presión de la realidad para la guerra de paz en Rojava, mostrar formas de resistencia de clase y de derrotismo revolucionario? Toda la realidad de otros partidos kurdos en el pasado («PDK» en 1974, «PUK» en 1980, «PKK» en Siria y Turquía) nos muestra que el nacionalismo y el patriotismo cuando eran más dominantes, se utilizaban contra los proletarios. A pesar de ello siempre hubo grandes revueltas proletarias contra ello. ¿Podrán los «militantes» de Rojava romper con esta dominación burguesa y mostrar un ejemplo de revuelta de clase?   

Miriam

Esta entrada fue publicada en Artículos y colaboraciones. Guarda el enlace permanente.