DEVENIR. Ángela García

CONCEPTO. El interior se manifiesta
“La luz que enceguece nuestros ojos es oscuridad para nosotros. Sólo alborea el día para el cual estamos despiertos. Hay aún muchos días para amanecer. El sol no es sino una estrella de la mañana”.
THOREAU. H.D.
El paradigma de forma de vida social, tal y como lo entendemos hoy en día, nos transporta en una línea de supuesto progreso ascendente y evolutivo. En mi opinión, nos lleva a darnos contra una pared, como civilización.
Este paradigma sustrae, resta al ser humano de su consciencia como un artefacto que se desconecta poco a poco y se acostumbra, e incluso ya no tiene donde compararse; consigue en gran medida, una realidad sesgada. Ahora sufrimos. Este mundo se ha convertido en agradable para unos pocos y para muchos, muchedumbre, una transición angustiosa: supervivencia, esclavitud camuflada en el trabajo indigno, hipnosis, letargo… Pero no permanecerá este estado.
Hay otras posibilidades; formas renovadas de convivencia y colaboración donde exista la posibilidad del desarrollo del potencial individual.
El conocimiento es un acto reflexivo que nace del interior del yo, un ejercicio que sólo puede surgir desde un acto volitivo. Y así, una vez en esa senda anhelada, podríamos buscar el símil de la gota de agua que es necesaria para formar un océano, aunque por sí sola no lo parezca.
Es laborioso ver esto, a mi parecer, simboliza un camino que cada ser ha de hacer, o debería transitar para afirmar su potencial.
Un potencial que actualmente considero que ha sido boicoteado. Si miro a mi alrededor, observando el mundo, deduzco que no se promueve el desarrollo de nuestra inteligencia desde el sistema educativo, desde la banalidad de la publicidad, el eufemismo político, la industria del cine, del entretenimiento, pasando por el arte comercializado, especulativo útil para el blanqueo de dinero.

Todo se conjura para aniquilarnos. somos, en conjunto, menos críticos, más disciplinados, obedientes y autómatas. Mortifica pensar en estos términos. Tengo la sensación de que repetimos errores una y otra vez. Vamos olvidando paulatinamente nuestros referentes de pensamiento filosófico, costumbres comunales, historia.
Si no tenemos referentes, no conocemos, no podemos comparar y ya no sabemos que puede ser mejor para nosotros. De esta manera, se uniformiza el pensamiento colectivo.

…/…

REFERENTES. Histórico / Social. Artístico / Cerámico
“La calidad del sujeto o su ausencia, mide el grado de libertad de una sociedad”.
RODRIGO MORA, FÉLIX

Los libros y conferencias de Félix Rodrigo Mora me interesan en sus planteamientos sobre las formas comunales de convivencia. (1)
Rodrigo Mora realiza un estudio histórico y social desde una perspectiva diferente a la establecida e imperante. Se enfoca en el punto de vista del pueblo llano y se centra, especialmente, en las sociedades que sucedieron a la invasión romana de la península ibérica. (revolución bagauda). (2)
Estas sociedades tuvieron una etapa de convivencia más igualitarias entre hombres y mujeres. El sistema que tenían era comunal y por tanto, asambleario. Significó una ruptura con el derecho romano.
Esto quiere decir que se priorizaba la cultura popular, en contraposición a la cultura gubernamental. Así, el individuo era el elemento sustantivo de una sociedad bien constituida.
El individuo se construye a si mismo. Existe una libertad como responsabilidad y no está garantizada por ninguna institución.
Opino que estas son las bases del concepto de individuo como elemento central de la vida, que caracteriza a la cultura europea. Y ante la sociedad en la que vivimos, me parece una buena actitud la recuperación de esta parte de nuestra historia, partiendo de la idea de “auto-construcción del ser.
Sus estudios se extienden hasta nuestra historia actual, y conocer su obra ha sido crucial en mi vida, pues me ha aportado una nueva mirada, sobre quienes somos y de donde venimos.
Coloca en su justa medida, la aportación cultural e ideológica de la gente que no aparece en los libros de historia institucionalizados.

TEXTO COMPLETO

Esta entrada fue publicada en Artículos y colaboraciones. Guarda el enlace permanente.