EL GOBIERNO FEMINAZI DE PEDRO SANCHEZ OBLIGA AL I.N.E. A FALSIFICAR DATOS SOBRE DEMOGRAFÍA

Félix Rodrigo Mora

         Tal como expongo en el libro “Erótica creadora de vida. Propuestas ante la crisis demográfica”, al constatar el dramático agravamiento de la desnatalidad (problema que ellos, los poderes constituidos, han creado), los gobiernos, y en especial el español, el más nazi-feminista y genocida del planeta[1], se han lanzado a falsear desvergonzadamente los datos estadísticos.

         Inicialmente, el INE (Instituto Nacional de Estadística) facilitó información sobre que en los últimos diez años (2008-2018) el número de nacimientos habían descendido un 40%, cifra muy alarmante pero más creíble, aunque tal vez algo baja, pues la real se aproxima ¡al 50%!, lo que es pavoroso. Poco después el gobierno socialfascista del PSOE enmendó la plana autoritariamente al INE, obligándole a emitir una nota donde se señalaba que aquél había sido un “cálculo erróneo” y que la caída era “solamente” de un 30%, o de “casi un 30%”. De inmediato, el principal diario fascio-progresista, El País, remachó el clavo dando, como acostumbra, la razón al gobierno de la izquierda híper-capitalista y a sus jaurías genocidas.

[1] Esta afirmación no es gratuita ni es el resultado de un acaloramiento verbal. Se deduce con rigor a partir de un hecho incuestionable, que lo que se llama España es el país más envejecido con mucho del planeta. Con mucho. Y eso proviene de la prohibición, feroz y total, del cortejo, el galanteo, la exhibición corporal, el reclamo erótico verbal y el coito heterosexual fecundante (también del no-fecundante), de facto, por el feminismo neo-patriarcal y genocida, generosamente financiado por el Estado español, la UE y la gran patronal. Cuando haya libertad para el sexo heterosexual el problema se irá resolviendo, aunque para evitar el caos total de la sociedad por escasez extrema y creciente de personas, de mano de obra, eso debe lograrse antes del año 2025, pues luego ya no habrá un número mínimo suficiente de mujeres en edad fértil.

Artículo completo

Esta entrada fue publicada en Artículos y colaboraciones. Guarda el enlace permanente.