Expertos del gobierno inglés ocultaron los peligros de las vacunas.

La Ley de Libertad de Información del Reino Unido ha revelado 30 años de documentos oficiales secretos que muestran que los expertos gubernamentales conocían que las vacunas no funcionan y causan enfermedades, que trabajaron para mentir al público y evitar los estudios de seguridad, favoreciendo a la industria farmacéutica.

Seguir leyendo

Esta entrada fue publicada en Artículos y colaboraciones. Guarda el enlace permanente.