FEMINISMO POLICIACO, FEMINISMO FASCISTA.

En la jornada del 29-M a mi amigo D le abrió la cabeza la policía. El recuerdo de su rostro, ensangrentado pero valeroso y sereno, me persigue. Mi amiga C cuenta en un informe la situación de los detenidos en su ciudad en esa fecha, lo duro que es el encarcelamiento. En total, el 29-M hubo unos 200 detenidos y unos 80 heridos, media docena graves. Ese día se vio a mujeres policías ejerciendo la violencia, en particular en Barcelona, donde las féminas de los Mossos son singularmente violentas, como integrantes de un cuerpo represivo que acumula no pocas denuncias por torturas. Golpean con las porras a otras mujeres y a otros hombres pues no son sexistas.

Seguir leyendo

Esta entrada fue publicada en Artículos y colaboraciones. Guarda el enlace permanente.