“IV Taller de Fresco Bagüés», continúa la justificación del expolio

El museo diocesano de Jaca, actuando de una manera auténticamente pirática, no solamente se queda con las grandiosas pinturas románicas que no le pertenecen, pues son del pueblo, de la aldea de Bagües, sino que pretende ahora, además, promocionarse con maniobras comerciales de la naturaleza de este IV Taller de Fresco de Bagüés. Sobre la importancia de estas pinturas y de los actos vandálicos de sacarlos de sus originarios lugares ya se cita en el texto “Tiempo, Historia y sublimidad en el románico rural” (Félix Rodrigo Mora), en concreto pág. 251 y ss. La realidad es que tales pinturas deberían volver a sus lugares de origen, al pueblo donde pertenecen, como patrimonio artístico popular, y con ello favorecer la revitalización del propio pueblo, en fase de abandono casi total.

 

 

Esta entrada fue publicada en Audiovisuales recibidos. Guarda el enlace permanente.