LA FEMINISTA Y AGENTE DE LA CIA GLORIA STEINEM ENTUSIASMA AL MINISTERIO DE IGUALDAD DEL REINO DE ESPAÑA

La feminista Gloria Steinem ha sido galardonada con el Premio Princesa de Asturias 2021, dotado con 50.000 euros. Los repugnantes Borbón en pleno, incluida la futura reina (si los pueblos ibéricos no lo impiden), se lo han entregado. Veamos cuales son los méritos de esta ramera política, yanqui y feminista. En diez apartados.

Uno. Comienza su carrera, a finales de los años 60 del siglo pasado, trabajando para una asociación feminista enteramente financiada por la CIA y, cuando esto es denunciado, explica, con la mayor caradura, que ella no estaba informada de tal extremo.

Dos. Se sospecha que es una de las redactoras del MANIFIESTO SCUM, o Manifiesto en pro de un Movimiento para el Exterminio de los Hombres[1], el texto más criminal, genocida, terrorista y fascista de la historia toda de la humanidad, el cual establece el programa estratégico del feminismo. Aquél fue patrocinado y dirigido por la CIA y otros integrantes del aparato de Estado del imperialismo EEUU en aquellos años. Encargaron, al parecer, tal tarea a un equipo de feministas mega-genocidas, en el cual estaba ella.

Tres. Es, como todas las jefas feministas, una opulenta millonaria en dólares y euros. Recibe premios similares al aquí comentado cada dos o tres semanas, por todo el mundo, y cobra minutas fabulosas por conferencias, artículos, entrevistas, etc. Aún así, sigue defendiendo que es una víctima, por ser mujer y feminista, que está marginada y perseguida, que “el machismo” la está destruyendo la vida y cosas similares.

Cuatro. Al aceptar el Premio Princesa de Asturias se convierte en monárquica devota y entusiasta, de facto. Lo mismo que las jefas del Ministerio de Igualdad español, nominalmente republicanas, pero en todo lo importante monárquicas, como se observa en este caso. Estas se están rompiendo las manos aplaudiendo a la ramera política USA.

Cinco. Steinem es una fanática absoluta del capitalismo, no sólo en sus textos sino más aún en su vida, pues ha destinado toda ella a ganar dinero, a base de exigir el exterminio sexista-fascista de los hombres y la aniquilación fascista-feminista de las mujeres no feministas.

Seis. Otro de sus grandes negocios, en tanto que feminista “perseguida” y “marginada”, es el apadrinamiento que la está otorgando la multinacional del pus y las heces por excelencia, Amazon. No he logrado averiguar cuánto la mete en el bolsillo esta gran compañía capitalista, pero es muy probable que supere el millón de dólares anuales. Una pregunta pertinente es, ¿para qué quiere tantísimo dinero una mujer de 87 años? La codicia más ciega e irracional es una de las señas de identidad de todas las jefas del feminismo…

Siete. La demonización, represión y prohibición del sexo y el erotismo heterosexual, a las mujeres tanto como a los varones, es otra de sus actividades más cotizada y premiada, represión que es responsable de crear el actual genocidio planetario, en la forma de crisis demografía global, ya muy difícilmente superable.

Ocho. Esa negocianta y prostituta es intocable y no puede ser criticada. Es una “diosa” feminista ante la que hay que arrodillarse. Y al que no lo haga, él o ella, las bandas de pistoleras y pistoleros que la rodean le pondrán de rodillas a golpes y estacazos.

Nueve. Sus maldades, que son consideradas como Verdades Absolutas por el aparato institucional, sobre emigración, racismo antiblanco, etc., fueron aplaudidas por los Borbón y la princesita de marras en el evento citado, así como por todos los cortesanos/as allí amontonados. Aquéllas tienen la particularidad que coinciden al milímetro con las que defiende la izquierda fascista española, atrincherada en el Ministerio de Igualdad y en el gobierno de Madrid. Véase, la izquierda “republicana” y la monarquía van en todo eso de la mano…

Diez. Ella es la primera y principal creadora de la nueva religión política, el feminismo de Estado y de mercado, de la que nadie, nadie, nadie, puede disentir. Dado que niega la libertad de expresión e impone el pensamiento único feminista por medio de la violencia, Gloria Steinem es una fascista. Más en concreto una fascista feminista, o si se prefiere, una fascio-feminista.

[1] Para el análisis de este documento, repito, EL MÁS SANGUINARIO DE LA HISTORIA DE LA HUMANIDAD (hasta el momento), que es el inspirador del feminismo de Estado y el movimiento terrorista, otanista y guardiacivilero LGTBI, consultar el libro del que soy coautor, “Feminicidio, o autoconstrucción de la mujer”.

Esta entrada fue publicada en Artículos y colaboraciones. Guarda el enlace permanente.