LA IMPOSTURA DEL REFERÉNDUM Y LA FALSA DISYUNTIVA ENTRE MONARQUÍA Y REPÚBLICA. Esteban Vidal

El desarrollo del Estado nación moderno significó el incremento de su dimensión geográfica y demográfica. Esta circunstancia generó nuevas necesidades para el sistema político que requirieron el establecimiento de fórmulas de legitimación que hicieran aceptable el orden impuesto por el propio Estado. El parlamentarismo se desarrolló en este sentido, pero también hicieron su aparición nuevos instrumentos como el referéndum y el plebiscito que únicamente fueron viables desde el momento en el que el Estado contó con un aparato administrativo lo suficientemente desarrollado para establecer un control burocrático sobre la población.

 El referéndum es un procedimiento jurídico con el que el conjunto del electorado vota directamente una ley o un acto administrativo con el que muestra su acuerdo o desacuerdo. El referéndum puede tener carácter consultivo o vinculante y existen diferentes tipos de referéndum en función de su objeto, carácter y fundamento. Sin embargo, lo que es propio de este tipo de procedimientos es el hecho de que la consulta se realiza con una pregunta que sólo admite una respuesta afirmativa o negativa.

TEXTO COMPLETO:

LA IMPOSTURA DEL REFERÉNDUM Y LA FALSA DISYUNTIVA ENTRE MONARQUÍA Y REPÚBLICA

Esta entrada fue publicada en Artículos y colaboraciones. Guarda el enlace permanente.