La Verdadera Función de las Mascarillas

Si empezamos a comportarnos como adultos y no como niños tontos de baba, reconoceremos que un trapo de algodón en la cara (que es lo que lleva gran parte de la población a modo de mascarilla) no puede evitar el contagio de un virus. Sentido común: ningún virus (ni el más grande) va a quedar atrapado en el filtro de una malla de tejido. ¿Para qué llevamos mascarillas? Buena pregunta. ¿Para protegernos de un virus? No me hagas reír, conspiranoico. ¿Para pagar un buen dinerillo a quienes las fabrican? En parte, pero seamos justos: la mayoría de los barbijos usados son de fabricación casera. ¿Para que el Estado recaude algunas perrillas, en el caso de España un 21%? Tampoco resulta desdeñable, sin duda, pero no es la verdadera función. Entonces, ¿Para qué llevamos mascarillas? Si quieres llegar a la finalidad de algo, primero pregúntate por la causa. ¿Por qué llevamos mascarillas? Esta pregunta tiene fácil respuesta: porque es obligatorio.

ARTÍCULO COMPLETO

Esta entrada fue publicada en Artículos y colaboraciones. Guarda el enlace permanente.