REFLEXIONES DE UN AMIGO

Estimado Félix, hace poco he descubierto tu obra por casualidad, en un foro de temática social y económica.
Te escribo para agradecerte inmensamente tu trabajo, escucharte para mí ha sido como una sacudida espiritual, una salida de la oscuridad y la soledad.
Verás, yo desde siempre creo haber sufrido una especie de síndrome autístico, como reacción a la toma de conciencia de la crueldad de nuestro mundo humano. Esto me ha dado mucha sensibilidad y reflexión. Amo estar en silencio y a solas pensando y pensando.

Seguir leyendo

Esta entrada fue publicada en Artículos y colaboraciones. Guarda el enlace permanente.