¿Revolución integral o decrecimiento?

revolucionintegral

Controversia con Serge Latouche

UNA JUSTIFICACIÓN
El debate público entre Serge Latouche, creador cualificado de la teoría del decrecimiento, y yo, me invita a poner por escrito lo sustancial de mis posiciones. Éstas no se dirigen tanto a evaluar, ya sea con espíritu coincidente o crítico, lo que aquél argumenta y formula como a investigar la situación real de los problemas considerados para enunciar las adecuadas soluciones, si es que existen y en la medida en que soy capaz de pensarlas. Tal es el contenido de la conferencia-debate, expresado en su título, “Causas y alternativas en la crisis actual”.

Hasta el presente he prestado una atención reducida a la teoría del decrecimiento, por parecerme escaso de objetividad planeada, penetración analítica, adecuación al momento histórico, radicalidad sistémica, fuerza épica y espíritu revolucionario. Pero una vez que se acordó realizar la controversia he estudiado bastantes materiales salidos de la pluma de Latouche.

De ahí se ha derivado un entramado de acuerdos y desacuerdos, siendo estos últimos de bastante peso sin que ¿Revolución Integral o Decrecimiento? los primeros dejen de ocupar un lugar. En particular me siento solidario con el propósito de superar, aunque a menudo sea sólo de manera parcial o incluso meramente verbal, los planteamientos desarrollistas, consumistas, progresistas y tecno-entusiastas de la izquierda, para el caso de “España” constituida por PSOE, PCE-IU, extrema izquierda y gueto político, haciendo los dos últimos sobre todo de tontos útiles. Tal hace de esa la formación ecocida por antonomasia, aquí y en toda Europa, al continuar persiguiendo con su senil ideario y cansina práctica el reino de Jauja, colmado de mega-abundancia material, cosismo maniático y plenitud del estómago, lo que es consustancial a su programa y sistema de disvalores.

La única idea que promueve en el presente la izquierda es la del consumo máximo. Una vida de superconsumo, por lo tanto de devastación ambiental al mayor nivel, bajo la dictadura del Estado y con sometimiento al poder del capital, es todo lo que ofrece a las clases populares. Ahora, cuando la gran crisis múltiple de Occidente pone en entredicho la sociedad de consumo y su fundamento institucional, el Estado de bienestar, la ideología de la izquierda promueve rebeliones de consumidores frustrados y airados, los cuales desean seguir destruyendo la naturaleza y despilfarrando recursos no renovables. Aquéllas son, por lo general, reaccionarias.

¿Revolución integral o decrecimiento?
Controversia con Sereg Latouche.
Editorial: El Grillo Libertario.
Páginas: 151
Precio: 5 €

Esta entrada fue publicada en Libros y Publicaciones. Guarda el enlace permanente.