Sobre la revolución

Félix reivindica la Revolución, aunque anteriormente todas hayan fracasado y el concepto actualmente sea tabú. Analiza que este fracaso se debió a la falta de humanismo y la falta de generosidad. Analiza también el fracaso de Occidente, por la ultradegradación del ser humano, por la globalización que uniformiza a personas y pueblos, el colapso de la inteligencia y del pensamiento creador, la integración de los movimientos de oposición como el obrero y el ecologista por la fe en el Estado.

El Estado domina al individuo, que nos regala la libertad para trabajar y consumir, nos ha convertido en neosievos. Para que se de la Revolución no solamente es suficiente que se den las condiciones objetivas, es necesario que se den las condiciones subjetivas, las del factor humano. Es necesario que se modifique el pensamiento y la conducta humana, porque una persona más ética es la clave para la construcción de una nueva sociedad. (Extraído de Nota de «Noticias ERB»)

Esta entrada fue publicada en Actos y eventos. Guarda el enlace permanente.