Una pandemia llamada conspiracionismo

Como consecuencia de los acontecimientos ocurridos durante la pandemia en 2020 se ha producido una gran confusión en la sociedad. Las personas no entienden qué sucede y los marcos de referencia tradicionales resultan cada vez menos creíbles. Este nuevo contexto ha sido una gran oportunidad para que el fermento del conspiracionismo, que ya estaba presente en la sociedad aunque de un modo latente, se haya propagado más allá de sus canales tradicionales de difusión y haya logrado viralizarse en diferentes sectores de la población. Los promotores de las teorías de la conspiración han conseguido así colocar sus productos en un mercado emergente muy receptivo a toda clase de fábulas, pues tal y como dice el refrán: en río revuelto, ganancia de pescadores.

 

ARTÍCULO COMPLETO

Esta entrada fue publicada en Artículos y colaboraciones. Guarda el enlace permanente.