PENSANDO EL 15-M, UN AÑO DESPUES.

El 15-M ya es adulto. Quienes dijeron que después de él “nada será como antes” fallaron una vez más. Las triunfalistas especulaciones de los activistas socialdemócratas, febriles al ver en las plazas decenas de miles de personas, han resultados tan subjetivistas como todo en ellos. Quienes desde el primer momento dimos respaldo al 15-M aunque teniendo muy presentes sus formidables debilidades -que hacían impensable una vida larga y fructífera- así como sus oscuros y aún hoy no aclarados orígenes, acertamos. Ahora se trata de aprender de la experiencia. No debe suceder como con el movimiento antiglobalización o la “primavera árabe”, ruidosamente jaleados por los espontaneistas (rebeldes a favor del sistema y activistas de la nada) y olvidados en cuanto se extinguió su presencia en las calles. Hay que hacerse responsables de los acontecimientos sociales, y dar cuenta analíticamente de ellos cuando se agotan.

SEGUIR LEYENDO

Esta entrada fue publicada en Artículos y colaboraciones. Guarda el enlace permanente.