APORTACIÓN AL ANÁLISIS ESTRATÉGICO PARA EL PROYECTO DE REVOLUCIÓN INTEGRAL

                                                    “Yo, ciudadano libre de la república de las letras, ni

esclavo de Aristóteles ni aliado de sus enemigos,

 escucharé siempre, con preferencia a toda autoridad privada,

lo que me dictaren la experiencia y la razón”

 Benito Feijoo

“Teatro crítico universal”

 

             Los acontecimientos recientes, que son la puesta en evidencia de las tensiones, desequilibrios, antagonismos y contradicciones inherentes al sistema que se han ido amontonando en el último medio siglo, hacen relativamente fácil fijar una línea estratégica. Ésta se compone[1] de: 1) análisis de la situación, y, 2) proyecto de tareas. Sé que este texto es dificultoso e incluso arduo, por lo que ruego se estudie y no simplemente se lea. El primer y principal paso para formular una estrategia es comprender la situación, entenderla en su complejidad y contradicciones. De eso se trata ahora. Porque tener una estrategia es tener un proyecto. Y tener un proyecto es poder agrupar en torno a él a quienes se sienten ajenos y enfrentados con el actual orden de dominación.

[1] Se salta por encima del paso previo, la exposición generalista de lo que es el análisis estratégico. Mucho hay publicado sobre esto pero lo más reciente es “Estrategia. Una historia”, Lawrence Freedman. También, los diversos análisis sobre estrategia compilados en “I Encuentro de Reflexión sobre Revolución Integral. Recopilación de Textos”. Pensar estratégicamente es ir a las causas primeras, a lo más fundamental. Es hacer metaanálisis.

SEGUIR LEYENDO: APORTACIÓN AL ANÁLISIS ESTRATÉGICO

Esta entrada fue publicada en Artículos y colaboraciones. Guarda el enlace permanente.